Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Cómo hacer bagels con malta tostada

Entrada publicada el 12 marzo 2015 en Cómo hacer pan casero, Recetas
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (7 voto, media: 4,29 de 5)
Loading...Loading...

— ¿Bagels?

— No, no son solo bagels: son bagels de Nueva York.

El Dr. Fleischman, un médico neoyorkino judío que vive en un pueblo perdido de Alaska, pide con tanta ansiedad a Maggie O’Connell que vuele hasta Ancorage para recoger una caja que esta piensa que se trata de una emergencia médica. Al entergársela, descubre que está llena de bagels y su indignación choca con la emoción del médico. Esta breve escena de la gran serie de televisión “Doctor en Alaska” ilustra lo mucho que en Nueva York aprecian los bagels, un pan de origen polaco muy popular gracias a la emigración judía y tan asociado a la ciudad como Woody Allen, los Knicks y Los Ramones. Las discusiones sobre dónde encontrar los mejores tienen la misma intensidad que las de la barra de un bar durante un partido entre los Mets y los Yankees. Los nativos, cuando emigran, echan de menos sus bagels.

Si nunca los has probado, te dejamos la receta del mejor bagel de la ciudad según Serious Eats (en inglés).

Dificultad general: media
Dificultad de amasado: baja
Dificultad de formado: media-alta

Ingredientes para 4 ó 5 bagels

Pasos

  1. Mezclamos en un bol los ingredientes secos. Añadimos el agua y volvemos a mezclar hasta tener una masa sin grumos de harina seca.
  2. Pasamos a la encimera y amasamos hasta que tengamos una masa lisa.
  3. Ponemos la masa en un bol untado con aceite, tapamos y dejamos reposar hasta que doble su tamaño (unas dos o tres horas).
  4. Pasado este tiempo, pasamos la masa a la encimera y la aplanamos dándole forma de rectángulo grueso (esto nos va a facilitar cortar en tiras de igual tamaño, pero no hay que volverse tarumba intentando conseguir formas perfectas).
  5. Cortamos en cuatro o cinco tiras. Las estiramos hasta que tengan la longitud suficiente para rodear con holgura la palma de la mano. Entonces unimos los dos extremos, posamos la mano en la encimera con la unión de la masa hacia abajo y movemos la mano adelante y atrás para fijar bien los extremos y formar un anillo. Cuando notemos que es firme, seguimos con este movimiento por el resto del anillo para intentar que quede con forma bonita.
  6. Dejamos reposar tapados unos 20 minutos (los bagels son un pan denso que no necesita un segundo levado prolongado). Mientras tanto, precalentamos el horno a 200º y ponemos a hervir suavemente 2,5 l de agua con dos cucharadas de malta tostada suave en una olla baja y ancha.
  7. Pasados los 20 minutos, cocemos los bagels de 2 en 2, 30 segundos por cada lado. Los sacamos y colocamos sobre papel de horno.
  8. Horneamos hasta que estén dorados y dejamos enfriar sobre una rejilla.

No duran demasiado y es conveniente comerlos el mismo día o congelarlos. Ábrelos por la mitad, tuéstalos y úntalos con mantequilla o hazte un bagel&lox, un bocadillo clásico neoyorkino.

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'3 Responses to “Cómo hacer bagels con malta tostada”'
  1. Uxía dice:

    Hola, si se hace el amasado en máquina amasadora ¿Cuanto tiempo y a que velocidad se puede hacer?

    Gracias.

  2. […] tiene sus baguettes; Nueva York, los bagels; y Estambul, los simit, una masa de pan bañada en arrope diluido y recubierta de semillas de […]

Leave a Reply