Muffins de espelta y centeno integral


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
17 Comentarios

Muffins de espelta y centeno integral

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
17 Comentarios

Sobre esta receta

En el mundo anglosajón los muffins se clasifican como quick breads, masas que consiguen volumen gracias al gas que desprende el bicarbonato sódico y la levadura química al humedecerse y mezclarse un ácido y una base. A diferencia de la fermentación con levadura de panadero o masa madre, lo mejor es usar harinas con muy poca fuerza para conseguir volumen y una textura ligera, como estos muffins de espelta y centeno integral.

Estos “panes rápidos” tienen su origen en América del Norte a finales del siglo XVIII, en donde los colonos, copiando a los nativos, añadían el carbonato potásico, obtenido de la ceniza de ciertos árboles, para rebajar la acidez de los panes de masa madre, aunque pronto se empezó a valorar más por su capacidad para generar gas y dar ligereza a las masas. La técnica, que era bastante impredecible, no se mejoró hasta mediados del siglo XIX, gracias a las nuevas mezclas producidas en Europa y Estados Unidos. Lo que conocemos como Levadura Royal debe su nombre a la Royal Baking Powder Company, que se fundó hace 150 años en el estado de Pensilvania.

Ingredientes

  1. Untamos con mantequilla los huecos de los moldes de muffins, espolvoreamos ligeramente con harina y reservamos.
  2. Mezclamos las harinas con el bicarbonato y la levadura química.
  3. Agregamos las semillas y los arándanos a la mezcla anterior y removemos con varillas para que se bañen en la harina.
  4. Derretimos la mantequilla y reservamos.
  5. Batimos el yogur con los huevos y con el azúcar, para que se disuelva un poco.
  6. Añadimos la mantequilla a la mezcla del punto 4.
  7. Vertemos esta mezcla sobre las harinas y removemos hasta que no quede harina seca. Debe quedar grumosa.
  8. Con dos cucharas llenamos los huecos del molde de muffíns hasta unos 3/4 de la altura.
  9. Metemos los moldes en el horno precalentado —solo con calor por abajo— a 190º y cocemos los muffins 15-20.

Entradas recientes

Todas las categorías