Pan «Melón” de Cofita, por Manuel Vizcarro


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
10 Comentarios

Pan «Melón” de Cofita, por Manuel Vizcarro

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
10 Comentarios

Sobre esta receta

Soy de Aragón, adoro mi tierra y sus frutos, aunque los mejores frutos no se quedan aquí. Ellos viajan al norte.

¿Quieres publicar una receta en este blog? Envíanosla  y consigue un cupón de descuento de 50 €.

El pueblo de Cofita, además de exportar artistas escénicos a Suiza, transporta manzanas, peras y melones a los estómagos de los teutones.

El “melon pan” es un dulce típico japonés. Su gracia consiste en mezclar la textura del bollo y la galleta y no tiene nada que ver con la fruta parecida a un balón de rugby. Mi primer intento de la receta tradicional, con sus cortes en rejilla y sus ingredientes fijos, resultó muy exitosa para mi prole. De inmediato mande al grupo de la pandilla una foto con mi primera prueba, allá por los tiempos del confinamiento duro… Al poco me contestó un amigo casado con una osakeña: su mujer había sonreído al verlos, recordó su niñez, su casa y se emocionó.

Comprando en la frutería observé un melón abierto y mi imaginación voló a este trampantojo, ¿Por qué no unir el “melon pan” con el melón de Cofita?

Qué voy a necesitar

Ingredientes para un pan de medio kilo

Para la corteza del melón (cobertura de Galleta)

Para la pulpa del melón (masa del bollo).

Para las pepitas del melón

  • Almendra laminada
  • Un melocotón en almíbar de Calanda triturado, ajustar consistencia con el jugo, rellenamos una manga pastelera con la mezcla.

Preparación de la falsa corteza del melón

  1. Batir con unas varillas el azúcar y la mantequilla hasta que puedas encalar la fachada de una casa de pueblo con ella.
  2. Ir añadiendo poco a poco el huevo, acabando con la harina y el té matchá preferiblemente tamizado
  3. Una vez mezclado todo, hacer una longaniza con papel film y reservar al menos una hora en la nevera.

Preparación de la falsa pulpa del melón

  1. Mezclamos todos los ingredientes hasta que no quede ningún elemento seco y descansamos durante 15 minutos.
  2. Amasamos hasta obtener una masa bien trabajada. Incorporando en la última tanda de amasado la mantequilla. Dejamos levar en su bol hasta que doble el tamaño, alrededor de hora y media.
  3. Dividimos la masa en porciones de 100 gr, boleamos con mucha mucha tensión y dejamos reposar mientras dividimos la cobertura de galleta en porciones de 50 gr.
  4. Formamos la masa del bollo como una barra gordita, intentado darle de forma de medio melón puesto con la piel hacia arriba.
  5. Estiramos la masa de galleta dándole forma alargada con la finalidad de conseguir un óvalo para cubrir el bollo.
  6. Ponemos delicadamente el disco encima de cada bollo cerrando la cobertura de galleta a la masa del mismo y dejamos levar durante alrededor de hora y media. El bollo crecerá dentro haciendo que la cobertura de galleta se extienda sin llegar a romperse, creando un costra.
  7. Reposo final de media hora en la nevera de toda la bandeja, este paso solidifica la capa exterior y es indispensable para un resultado óptimo.
  8. .Coceremos en el horno a 180 grados con ventilador y calor por todas partes durante 15 minutos controlando que no se dore mucho. Dejamos enfríar sobre una rejilla.

MONTAJE

  1. De manera delicada cortamos la base del bollo, ahora con la miga desnuda hacemos un corte en medio con el fin de crear un hueco en forma de surco a través de toda la pieza, reservamos todos estos recortes en un bol.
  2. Rellenamos el hueco con el melocotón de Calanda triturado y por último ponemos la almendra laminada como si fueran las pepitas.

Admira tu obra, abre una botella del Somontano y cómete los recortes de los bollos. Te lo mereces.

Ojalá este trampantojo emocione con su vista, su aroma y su sabor a algún lector sea de Osaka, Cofita o Cochabamba.

Entradas recientes

Todas las categorías