Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Pan de maíz estilo sureño: pues sí, los americanos saben cocinar

Entrada publicada el 12 octubre 2019 en Pan sin amasado
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (No Ratings Yet)
Loading...Loading...

A los ortodoxos escépticos (también conocidos como “rancios”) las experiencias gastronómicas innovadoras nos hacen, en general, enarcar una ceja con cierto desdén. Si te has leído “El tonel de amontillado” de Poe entenderás lo que digo. Con Poe comparto el fondo del asunto, que no es otro que la necesidad de emparedar de vez en cuando a algún crítico gastronómico especialmente recalcitrante para dejar que muera en el fondo de una gruta húmeda. Cuando abordé esta receta yo estaba ejerciendo como tal crítico.

Me explico. Me enfrentaba a un pan que llevaba más ingredientes que harina (mal, para los ortodoxos), y además lo que llevaba no tenía bula papal (ni nueces, ni pasas, ni cosas de esas). La receta procedía de los Estados Unidos (mal, otra vez, a mí que me gustan griegos y mesopotámicos) y además no tenía ni fermentación ni reposos ni nada. Es decir, que si yo fuera Torquemada, con todos esos indicios, hubiera condenado al reo a la hoguera.Y con tormento.

Peeeeero resulta que lo probé. Había leído que usaban este pan para acompañar las potentes barbacoas que hacen allí, en el sur, con sus reses, y como en mi espíritu de clásico queda todavía algún apagado de destello de salvajismo, decidí probar a ver qué pasaba con ese pan.

Me cuesta contener los tacos porque, ¡jo… vá, qué cosa salió del horno! Lo probé y de repente me entraron unas ganas tremendas de viajar de Jacksonville a Tijuana a lomos de una Harley Davidson. O de calzar espuelas. O de tomarme un whisky con Ángela Channing (sí, la de Dallas “Falcon Crest” ).

Este pan es im-pre-sio-nante. Puro fuego. Hay que ser muy hombre o muy mujer para atreverse con esto en el desayuno, pero en un día de cerveza a morro con una carne a la brasa o con unos huevos fritos (pónselos encima, en vez de las patatas) se te saltarán las lágrimas, sobre todo si te pasas con el chile picante. En serio, ya sé que lo normal es que quien escribe de panes hable bien de todos ellos, pero este tienes que probarlo. De los que hago, unos me van más y otros menos. Este bicho es pura pasión.

Qué voy a necesitar

 

 

Ingredientes para un pan de unos 750 gramos

☆☆
Oferta de lanzamiento de los molinos Mockmill. Durante el próximo mes podrás conseguir estos descuentos:

10 € en el molino Mockmill 100: cupón 4BXQMIFI
20 € en el resto de gama: cupón 8U6GUCTP

Esta oferta termina el 24 de noviembre de 2019
☆☆

  1. Calienta la leche en un cazo y, sin que llegue a hervir, derrite en ella la mantequilla. En ese mismo cazo añade el huevo y el yogur y bátelo todo hasta conseguir una pasta cremosa.
  2. En un bol pon las harinas, la sal, la levadura Royal y el bicarbonato y mézclalo todo hasta conseguir un polvo homogéneo.
  3. Pica finamente la cebolleta y el pimiento en aros también muy finos, retirando las semillas. Si no te va nada el picante, no le eches chile, también está muy bueno.
  4. Añade las verduras picadas al líquido y mézclalas un poco. Vierte ahora el mejunje en el bol sobre las harinas.
  5. Mézclalo todo en el bol o amasa un poco sobre la mesa, sin matarte, solo hasta que hayas conseguido una textura homogénea (y pegajosa).
  6. Unta con mantequilla la circunferencia interior del molde y pone en el fondo un círculo de papel de hornear que habrás cortado antes para que ajuste ahí. Mete la masa en el molde e introdúcelo en el horno precalentado a 190 grados. En la segunda altura del horno contando desde abajo y con calor por arriba y por abajo.
  7. Déjalo a esa temperatura unos 40 minutos o hasta que esté dorado por arriba. Sácalo con los guantes y sírvelo calentito, que este pan no necesita reposo ni para enfriar. Verás qué cosa más buena.

Consejos

Este pan está diseñado para comérselo calentito, según sale, también está bueno frío, pero es mucho más recomendable coordinarlo con la comida para dar cuenta de él según sale del horno.

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'2 Responses to “Pan de maíz estilo sureño: pues sí, los americanos saben cocinar”'
  1. Susana dice:

    Me apunto a lo de la Harley. Pero la Channing era de Falcon Crest,

Deja tu comentario

Importante: si el comentario que quieres publicar no está relacionado con esta receta, por favor, usa nuestra página de consultas.