Scones americanos


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Scones americanos

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Sobre esta receta

Los scones americanos son más densos y dulces que la receta británica y no se acompañan de clotted cream y mermelada, sino que se suelen comerse solos. Son rápidos y fáciles de hacer y solo hay que tener cuidado para que la masa no se caliente en el amasado y usar una harina de poquísima fuerza porque en este tipo de masas no fermentadas el gluten las deja más apelmazadas. Estos scones deben ser densos, pero no tener la consistencia de la goma de borrar.

Qué vas a necesitar

Ingredientes para 8 scones

Elaboración paso por paso:

  1. Mezcla en un bol la harina con azúcar, levadura y sal y guárdala en la nevera durante aproximadamente  10 min para que se enfríe un poco.
  2. Saca el bol con la harina, añade la mantequilla y mezclala con la harina con tus dedos hasta conseguir una especie de migas. No sobretrabajes este paso para no calentar mucho la mantequilla.
    Mezcla con las manos
  3. Añade la nata, extracto de vainilla y zumo de limón y remueve con un tenedor para juntar la masa.
    Añade el líquido a la masa y mezcla
  4. Para almagamar bien la masa, puedes volcarla masa encima de la encimera y juntarla rápido con tus manos.
    haz una bola con la masa
  5. Vuelve a guardar la masa en la nevera durante 10-15 minuntos. Mientras tanto prepara el papel para hornear y la rasqueta de panadero.
  6. Saca la masa y con las manos forma de ella un círculo aproximadamente 2 cm alto encima de un papel de hornear.
    Haz un círculo con la masa
  7. Con la ayuda de una rasqueta de panadero o un cuchillo corta el círculo en 8 partes iguales.
    Corta la masa en 8 porciones
  8. Separa los trozos entre sí para que se puedan hornear bien los bordes.
    Separa los trozos para que se horneen bien
  9. Mete los trozos junto con el papel de hornear en el congelador durante media hora. Mientras tanto precalienta el horno a 200ºC. Esto ayudará a que los scones quedarán más jugosos y no muy secos al hornearlos. 
  10. Saca los scones del congelador, colócalos junto con el papel de hornear encima de una bandeja de horno y píntalos con un huevo batido.
    Pinta con huevo batido
  11. Mételos en el horno y hornea durante 25-30min, hasta que estén bien dorados por encima y si metes un palillo en el medio de un scone debería salir limpio.
  12. Sírvelos aún templados. Con un poco de mantequilla y mermelada entran solos.

Entradas recientes

Todas las categorías