Muffins de frutas del bosque


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Muffins de frutas del bosque

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Sobre esta receta

Cuando lo sano se junta con lo rico es una maravilla. Y también es la manera más sencilla de convencer a los pequeños de la casa a comer cosas saludables. Justo así son estos muffins llenos de frutas del bosque y hechos con trigo sarraceno. Además, en lugar de mantequilla hemos usado aceite de aguacate. Enseguida explicamos la selección de estos ingredientes pero antes queremos dejar claro que estos muffins vuelan así que tenlo en cuenta cuando los hagas – igual necesitarás hacer una ración doble.

Las frutas del bosque son un gran hito de los últimos años. Será por su sabor pero también porque contienen mucha vitamina C y mucha vitamina E. En esta receta hemos usado frutas deshidratadas ya que este tipo de fruta en invierno no crece y lo que vemos en los supermercados no suele tener orígenes sostenibles.

La mitad de la harina que hemos usado es harina de trigo sarraceno. Aunque se le llame trigo sarraceno realmente no es trigo.  Es un pseudocereal que no contiene gluten y tiene un sabor y aroma muy específico. Algunos dicen que les recuerda suavemente a las nueces.

Y por último, el aceite de aguacate nos gusta por su ligero sabor a nueces y que nos parecía muy buena opción en este tipo de receta para subrayar el sabor del trigo sarraceno. Además, su punto de humo es muy alto, alrededor de 250°C lo que le hace ideal para hornear o incluso freír.

Qué vas a necesitar

Ingredientes

Para hidratar la fruta deshidratada:

  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de azúcar
  1. En primer lugar, hidrata la fruta deshidratada. En una sartén calienta una taza de agua y media taza de azúcar. Ve removiendo el azúcar para disolverlo bien y lleva la mezcla hasta el punto de hervir.
  2. Cuando empiece a hervir remueve todo el azúcar hasta que se disuelva. Luego añade los arándanos y las moras y hierve unos 3 minutos mezclando constantemente para que no se quemen.
    Remova la fruta en el almíbar ligero
  3. Escurre los arándanos y las moras y dejalos enfriando. Mientras sigue con otros pasos de la receta.
    Escurre las frutas rehidratadas.
  4. Enciende el horno a 210°C.
  5. En un bol mezcla las harinas con la levadura en polvo.
    Mezcla la levadura con las harinas
  6. Separa las yemas de las claras. En un bol bate las yemas con el azúcar hasta conseguir una consistencia de espuma.
    Mezcla el huevo con

    Bate hasta conseguir una mezcla espumosa
  7. Añade el aceite, la piel rallada del limón y esencia de vainilla y vuelve a batir un rato para incorporar bien todos los ingredientes.
  8. Añade la leche y otra vez bate un rato.
  9. Poco a poco va añadiendo la mezcla de las harinas al bol (aproximadamente de tres en tres cucharadas) y batiendo para siempre conseguir una masa homogénea.
    Añade poco a poco la mezcla de harinas
  10. Añade los arándanos y las moras y mezclalos en la masa con ayuda de una cuchara.
    Añade la mezcla de frutas a la masa
  11. En otro bol monta las claras del huevo a punto de nieve y luego añadelos a la masa con cuidado.
    Añade las claras montadas a punto de nieve y mezcla con cuidado
  12. Va rellenando los moldes para las magdalenas hasta aproximadamente 3/4. De esta manera en cada molde entran aproximadamente 2 o 2,5 cucharadas de masa.
    rellena los moldes con la masa
  13. Mete la bandeja en el horno y baja la temperatura a 180°C.
  14. Hornea durante unos 30 minutos.

Y ya solo toca esperar a que se enfríen los muffins y luego disfrutar de ellos. 

Y si no sabes qué hacer con los restos de fruta deshidratada que te queda después de hacer esta receta, te dejamos algunas ideas: puedes usarlas para hacer granola casera, mezclarlas en una masa de pan casero o incluso comerlas, así sin más. Es una opción muy buena y sana de reemplazar las típicas chuches.

receta de muffins con frutas del bosque y trigo sarraceno

Entradas recientes

Todas las categorías

Por Veka

Me llamo Veronika pero todo el mundo me llama Veka. Soy una enamorada de la masa madre (además de mi familia y mis hijos, por supuesto). Me encanta usarla para hacer panes, así cómo explorar su utilización en todo tipo de recetas. Más allá de la repostería disfruto mucho de la fotografía y de pasar tiempo en la naturaleza