Dumplings de fruta


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Dumplings de fruta

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Sobre esta receta

El verano español, con sus calores, es el peor enemigo de toda persona a la cual le gusta hacer postres de masas. Y parece contradictorio, con toda la cantidad de fruta de temporada que se podría usar para hacer distintos bizcochos. Por eso hoy traemos una receta de un postre de masa y fruta un poco distinto: no se hornea, se cuece.

Realmente, este plato no es un postre, sino un plato principal en varios países de Europa Central. Pero aquí te lo recomiendo presentar como un postre, a no ser que quieras sorprender demasiado a tus visitas. Suele rellenarse con ciruela y se espolvorea con un tipo de streusel de canela o semillas de amapola. Otra opción es rellenarlo con fresas, pero, ya que se acabó la temporada, hemos probado a hacerlas de frambuesas y el resultado nos ha gustado igual o más.

Al comer estas bolas sentirás una variedad de sabores – el sabor ácido de la fruta cocida, el sabor de la masa que lo neutraliza junto con el ghee y luego el dulzor del streusel. Si quieres aprovechar a hacer algún postre con fruta de verano, pero no te apetece calentar la casa con el horno, anímate y prueba esta receta. 

Qué vas a necesitar

Ingredientes:

Para la masa:

Para el relleno:

  • 90 g de frambuesas y 2 ciruelas rojas

Para la cobertura:

Para el streusel de almendra (con las bolas de frambuesas):

Para el streusel de canela (con las bolas de ciruelas):

🎄 ☃ Estas Navidades, sorteamos una amasadora Ankarsrum valorada en 699 € ☃ 🎄
  1. Cuece las patatas enteras con su piel hasta que queden blandas.
  2. Déjalas enfriar y luego quita la piel.
  3. Mientras, lava las frambuesas y ciruelas y corta las ciruelas en octavos.
  4. En un bol añade la harina, el huevo, la sal y las patatas ralladas y amasa hasta conseguir una masa homogénea y pegajosa.
    Mezcla los ingredientes hasta obtener una masa pegajosa
  5. Deja la masa reposar unos 10 min.
  6. En una encimera bien espolvoreada de harina (la masa es muy pegajosa), vuelca la masa y échale más harina por encima para que puedas trabajar con ella.
    Vuelca la masa sobre la encimera bien enharinada
  7. Sepárala en tres partes con una rasqueta de panadero o un cuchillo.
  8. Estira cada trozo con ayuda de tus manos espolvoreadas de harina hasta obtener tiras de unos 40 – 45 cm.
    Corta y estira la masa
  9. Corta cada tira de masa en trozos aproximadamente de 3 cm de anchura.
    Corta la masa en trozos de unos 3 cm de anchura
  10. Aplásta cada trozo y mete una frambuesa o un octavo de ciruela en el medio.
    Pon un trozo de fruta en cada trozo de masa
  11. Junta los bordes de la masa alrededor de la pieza de fruta y crea una bola removiéndola entre tus manos o entre la encimera y tu mano.
    Haz bolas con la masa
  12. Deja las bolas reposar en un sitio espolvoreado de harina para que no se te peguen.
  13. Calienta el agua en una cacerola hasta hervir.
  14. Echa las bolas dentro y déjalas cocer. Al principio se quedarán abajo, luego subirán hasta arriba. Una vez floten, hay que dejarlas cocer unos 3 – 4 min.
    Cuece las bolas hasta que floten 
  15. Retira los dumplings con una espumadera y escurre bien.
  16. Prepara los streusels – simplemente mezcla todos los ingredientes en algún bol.
  17. Mete las bolas en un plato, vierte una o dos cucharadas de ghee derretido por encima y espolvorea bien con el streusel. Sabe mejor con una capa generosa para añadir dulzor, ya que la masa no tiene nada de azúcar.

Svestkove Knedliky receta

Entradas recientes

Todas las categorías

Por Veka

Me llamo Veronika pero todo el mundo me llama Veka. Soy una enamorada de la masa madre (además de mi familia y mis hijos, por supuesto). Me encanta usarla para hacer panes, así cómo explorar su utilización en todo tipo de recetas. Más allá de la repostería disfruto mucho de la fotografía y de pasar tiempo en la naturaleza