Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Cookies amor de madre de Inés Pérez

Entrada publicada el 5 mayo 2021 en Habláis vosotr@s
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (3 voto, media: 4,00 de 5)
Loading...Loading...

Mi nombre es Inés, y empecé en esto de la repostería porque la cocina «generalista» se me daba un poco regular, aunque con los años (y la llegada de las niñas), afortunadamente he ido remontando 🙂 Con todo, la repostería ha estado ahí como fiel compañera de viaje, y tabla de salvación en los momentos más duros del confinamiento, cosa que le estaré eternamente agradecida.

A la receta que os mando le tengo un cariño especial, porque fui probando pacientemente hasta dar con una receta resultona, que con muy poco esfuerzo puedes sorprender muy gratamente tanto a la familia para el desayuno, como a las visitas más «puestas» (como dicen en Málaga). Me encanta la combinación de la mantequilla con las nueces. Es un amor al primer mordisco que una vez que empiezas, no puedes parar, y a mí personalmente me gusta esa textura esponjosa sin ser arenosa de la masa que resulta de esta alquimia amorosa a la par que mantecosa 🙂 La receta empezó como un reto personal cuando me convertí en madre, cuando me di cuenta con horror que no tenía ninguna receta de esas que iba a trascender mi existencia, esa por la que los miembros de tu familia te encumbran a ese particular paseo de la fama familiar gastronómico (ejemplo, los borrachuelos antológicos de mi padre, como buen malagueño de pro, o las rosquillas legendarias de la abuela de mi chico, Pilar), con receta secreta incluida, que puedes pasar de madres/padres a hijas/hijos. Así pues me puse manos a la obra, y a base de prueba y error nació está receta que mis hijas (y vosotros) heredáis el día de hoy. Por eso digo que los hijos sacan lo mejor de nosotros mismos. También lo peor, pero esa es otra historia :). ¡¡Que aproveche!!

Qué voy a necesitar

  • Una balanza
  • Un robot amasador preferiblemente, o en su defecto, unas manos con ganas de marcha.
  • Un bol grande (si usáis el robot amasador, pues el bol del «bicho»)
  • Un mortero (opcional pero muy recomendable para machacar las nueces)
  • Un tazón pequeño para reservar las nueces.
  • Papel de horno
  • Una bandeja de horno ligera, de esas para introducir y sacar del horno rápidamente tus cosas. En su defecto, la bandeja de horno normal está perfecto.
  • Una rejilla para enfriar las cookies.

Ingredientes para 2 docenas de cookies pequeñas

  • 86 gramos de harina de repostería El Amasadero
  • 66 gramos de harina integral de centeno ecológica El Amasadero.
  • 33 gramos de harina integral de avena El Amasadero
  • 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. Suelo usar mantequilla con sal. Si preferís no abusar de la sal, usa sin sal y le echas una pizca para potenciar el dulzor.
  • 30 gramos de azúcar moreno. Sí, habéis leído bien. Tengo que decir en mi defensa que no me gustan nada las cosas dulzonas, y suelo quitarle de media un 30-40% del azúcar a las recetas de repostería en general, con lo cual para el resto de los mortales se puede ajustar a unos 50-60 gramos.
  • Un huevo grande campero (L o XL). Si no, recomiendo un huevo mediano y un poquito más. Para poner un ejemplo, en mis tres hornadas añado cuatro huevos medianos.
  • Medio sobre y un poquito más de levadura química (10 gramos). Para las tres hornadas utilizo dos sobres
  • 30 gramos de nueces de California sin cáscara, o al gusto. Esto es opcional, pero diría que si prescindís de ellas, no sabéis lo que os perdéis.
  • Si usáis mantequilla sin sal, echad una pizca de sal.
  • Pepitas de chocolate al gusto (unos 50, o algo más). Como uso de chocolate con leche, eso ya le da bastante dulzor. Aseguraos que son de chocolate de buena calidad, que ya que nos venimos arriba con unas cookies molonas, tenemos que darle cierto empaque :).
☆☆ Consigue 1,5 kg de harina panadera ecológica de regalo usando el cupón 5CDZQ4FT ☆☆
  1. Machaca las nueces en un mortero, pero no te pases con el machaque, solo lo justo para que se noten en las cookies ya hechas. Reserva en un bol pequeño.
  2. Echa los ingredientes líquidos en el bol grande (o en el bol del robot amasador), es decir, la mantequilla y el huevo.
  3. Justo después introduce el resto de ingredientes sólidos, junto con las nueces y las pepitas. Suelo poner la levadura en último lugar.
  4. Mezcla con las manos en el bol o con el robot amasador a velocidad baja-media hasta que se quede una masa esponjosa y firme. La verdad es que es un gustazo hacer galletas con esta masa porque no se desmiga ni está pegajosa. Si ves en la masa que está falta de puntitos marrones, anímate a echar un poco más. Tus cookies, y tu familia te lo agradecerán.
  5. Enciende el horno a 200°C aproximadamente con calor arriba y abajo y ve formando a mano las cookies en una bandeja con papel de horno por encima.
  6. Una vez que llegue el horno a 200°C, baja a 190°C e introduce la bandeja con las cookies. Deja en el horno unos 20 minutos. Recomiendo que no os paséis de los 20 porque las pepitas se pueden socarrar.
  7. Deja enfriar las cookies en una rejilla y échate un cantecito mientras te tomas las cookies con un cafelillo o un vaso de leche para saborearlas en todo su esplendor.

Consejos importantes

El chocolate en repostería es el equivalente al vino en la cocina. Un vino regulero le puede bajar muchos enteros a una carne fabulosa que habías comprado con toda tu ilusión a tu carnicero de confianza. Con el chocolate pasa lo mismo. Compra unas pepitas de chocolate de buena calidad y las cookies pasarán de buenas a «pero qué rico está esto, ¿no?» en cero coma.

Respecto al tema del mortero para las nueces: es interesante que queden los trozos pequeños pero bien visibles, para darle un punto crujiente a la cookie. Con las manos lo he hecho también pero toma mucho más tiempo y los trozos quedan demasiado grandes para mi gusto. El mortero para eso es lo mejor (mucho mejor que un rallador).

Si te entra el sentimiento de culpa por echar mantequilla… Pues piensa que ésta es una buena inversión calórica. Me explico: puestos a pecar, pues mejor pecar con fundamento, jajajajaja.

Respecto al robot amasador: hasta estas pasadas Navidades no tuve la gran suerte de recibir por parte de papá Noel y los Reyes un robot amasador (los joint ventures para eso están). Tengo que decir que para esta masa el uso del robot es una gozada, pero bueno, fui tirando durante años de trabajo manual, y ni tan mal oyes.

Estas cookies pueden aceptar variantes en los parámetros de frutos secos que siempre son interesantes: unas almendras o unas avellanas tostadas podrían ir bien, pero tengo debilidad por las nueces. ¿Será el Omega-3?

Si tienes el «mono-gocho» que te está dando el peñazo al grito de «dame más chocolateeeee, vengaaaaaa, vaaaaa», prueba a echarle un par de cucharadas de cacao puro en polvo a la masa, o mejor, hacer una hornada 50/50 (50% de la hornada con la masa tal cual, 50% con cacao). El cacao sin embargo tiene como contrapartida que el gusto de mantequilla estará un poco más apagado, pero oye, una cosa por otra 🙂

Si lo integral no te apasiona, pues ponle todo harina de repostería, aunque con la harina de centeno le da un punto rústico muy chulo, y la cookie te queda muy sabrosa (y qué narices, lo integral siempre te quita un poco el cargo de conciencia al hecho de estar comiendo tanta cookie, jajajajaja).

Pues con esto entraréis por la puerta grande en vuestro paseo de la fama familiar gastronómico, con recuerdos imborrables de desayunos en familia que se anclarán en la pituitaria de vuestr@s hij@s y parientes, allí donde se alojan esas natillas, arroces con leche y esas tartas de manzana que os teletransportan a vuestra más tierna infancia en un momento, que al fin y al cabo para eso sirve la cocina, para unirnos a todos, generaciones pasadas, presentes y futuras, un poquito más. Pues ya con esto garantizáis un más que digno relevo 🙂

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'7 Responses to “Cookies amor de madre de Inés Pérez”'
  1. Mónica dice:

    Hola! Se podría hacer toda la masa solo con harina de centeno y de avena? Gracias!

    • Inés dice:

      Hola Mónica!! He probado muchas combinaciones, pero siempre guardando una mínima base de harina de trigo. Lo que aconsejo es siempre es ir probando mezclando poco a poco a ver con qué consistencia se queda la masa. Lo mejor es que se quede poco arenosa. No porque se quede mala así, que tiene su punto, sino porque siendo esponjosa no se rompen tanto una vez hechas, y es muy fácil formar las cookies. Espero que te sirva el consejo!!

  2. Jorge dice:

    Gracias Inés por tu receta, espero que nos mandes las de los borrachuelos de tu padre y las rosquillas de la abuela Pilar. Ésta, se la haré a mi nieta, a ver que le parece.

    • Inés dice:

      Hola Jorge!!

      Respecto a los borrachuelos, el amasadero publicó una receta muy buena en el blog (de hecho le enseñé la receta y dio el visto bueno :)). Con todo le puedo convencer para que mande la receta, a ver si se puede hacer duelo de borrachuelos (y sacar la insulina también por si acaso, jajajajaja). La receta de las rosquillas se la pediré a mi suegra, que fue la «heredela» de la receta, y trataré de ajustar las «miajinas» «pelín, ni mucho ni poco» y «lo que te pida la masa» al sistema métrico internacional para poder publicarla como es debido 🙂 que lo disfrutes!!

      • Jorge dice:

        Gracias Inés. Lo de encajar «las miajillas», «lo que admita»… al sistema métrico debe ser una tarea bastante difícil … jajajajaja

  3. Tienen que estar muy buenas, una preguntilla cuando dices que se eche chocolate en polvo hay que quitar algo de harina? lo digo por si la masa se queda mas dura. Gracias por esa recetilla a mi nieta le encantan las cookie, le daré una sorpresa

    • Inés dice:

      Hola Santiaga!!

      Por experiencia no quito harina, porque es solo un poco lo que suelo echar, un par de cucharadas o así. Puedes ir probando la consistencia poco a poco, y ajustar. Espero que a tu nieta le guste!!

Leave a Reply to Mónica

Importante: si el comentario que quieres publicar no está relacionado con esta receta, por favor, usa nuestra página de consultas.