Bizcocho cuatro cuartos “british style”


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
8 Comentarios

Bizcocho cuatro cuartos “british style”

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
8 Comentarios

Sobre esta receta

El bizcocho cuatro cuartos, no nos andemos con paños calientes, es una receta clásica de andar por casa. De esas para no romperse la cabeza, en las que no hay que ir al libro y con la que cualquiera puede fingir, con cierta dignidad, que tiene conocimientos de repostería. Es a la repostería lo mismo que un chándal viejo a la pasarela de París. Si necesitas ir de etiqueta, ni chándal ni cuatro cuartos.

Pero no por eso hay que mirarlo por encima del hombro. El sábado, con mantita y libro, también está muy bien el chándal viejo para tirarse en el sofá, mucho mejor que el frac. Pues eso.

Es posible, eso sí, dignificar bastante nuestro entrañable bizcocho de toda la vida. Aquí podrás ver una interpretación británica del bizcocho cuatro cuartos que, como se desprende del reparto de ingredientes, no es exactamente un cuatro cuartos. Esta variante está inspirada en una receta de Dan Lepard, un mito de la pastelería anglosajona con muchos galones. La verdad es que vale mucho la pena. Es más, lejos de ser un bizcocho sencillo, puedes llegar a complicarte bastante si así lo deseas.

Si sigues los pasos de la receta uno a uno llegará un momento, estilo Matrix, en el que tengas que elegir entre la pastilla roja y la azul. La roja te llevará a intentar conseguir volumen a base de montar huevo, y la azul te permitirá lo mismo añadiendo un poco de levadura de repostería. Tú sabrás cuál es tu grado de maestría, pero yo creo que una cosa es la valentía y otra la temeridad, y que si no tienes muy trabajado el dominio de las varillas, Manolete, no te metas, que la levadura química no es pecado.

Este es de los bizcochos que gustan, más intenso que los habituales. El nuestro lo hemos hecho, porque nos gusta, con pasas y nueces, pero puedes añadirle cacao, avellanas o lo que quieras (o nada de nada), y lo puedes hacer en un molde rectangular de los de toda la vida, o emplear nuestro molde de kugelhopf que te servirá, esta vez sí, para quitarle el chándal y vestir tu bizcocho cuatro cuartos de domingo.

Qué voy a necesitar

Ingredientes para un bizcocho cuatro cuartos mediano


Consigue 1,5 kg de harina panadera de regalo en nuestra tienda online
Usa el cupón 5CDZQ4FT.
  1. Saca con tiempo de la nevera todos los ingredientes, que han de estar a temperatura ambiente para prepararla.
  2. Bate en un bol la mantequilla con la ralladura del limón. Puedes hacerlo a mano sin problema, con una cuchara o como te venga mejor. El objetivo es lograr una textura de pomada.
  3. Pon una olla con agua al fuego y, cuando hierva suavemente, introduce un bol en ella para trabajar en él al baño maría. Mezcla en él los huevos, la miel y el azúcar, batiendo con el batidor de varillas durante cinco minutos a velocidad alta hasta obtener una crema fina.Bate los huevos, la miel y el azúcar al baño maria hasta obtener una crema fina
  4. Pasados esos cinco minutos, retira el bol del agua y sigue batiendo otros cinco o diez minutos más, para airear la mezcla y lograr cierto volumen. Estos procesos puedes hacerlo también con varillas de mano, pero si no eres Nadal, no te lo recomiendo.
  5. Sin dejar de batir, vete añadiendo la mantequilla con el limón poco a poco, hasta incorporarlos a la mezcla.
  6. Añade poco a poco la harina, tamizada, y la levadura química (salvo que prefieras arriesgarte sin ella), mezclando todo con una espátula hasta obtener una masa muy cremosa. Finalmente, si quieres ponérselos, agrega las pasas y los frutos secos.
  7. Unta bien con mantequilla el interior del molde, y espolvorea después con pan rallado (si no tienes, con harina). Introduce la masa y distribúyela de modo homogéneo, si es necesario, empleando la espátula.Unta el molde con mantequilla y espolvorea con pan rallado
  8. Introduce el molde en el horno, precalentado a 170 grados, en la segunda altura contando desde abajo, con calor por arriba y por abajo y sin ventilador. En 45-50 minutos estará listo. Si ves que se tuesta en exceso la parte expuesta, cubre con papel albal, pero no interrumpas la cocción. Para saber si está listo, pínchalo con una brocheta de madera: si sale limpia, el bizcocho está hecho.

El bizcocho cuatro cuartos terminado

Consejos para nuestra receta de bizcocho cuatro cuartos

Hay versiones en la que se montan las claras por separado y después se añaden al conjunto mezclando con la espátula. Así se logrará un poco más de volumen.

Si vas a usar pasas, es bueno dejarlas a remojo en un poco de ron la noche anterior.

Si no tienes tiempo o prefieres ahorrarte pasos, puedes hacer bizcocho cuatro cuartos en Thermomix, aunque resulta menos poético…

Entradas recientes

Todas las categorías