Tortillas para tus burritos que aguantan lo que les pongas


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
18 Comentarios

Tortillas para tus burritos que aguantan lo que les pongas

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
18 Comentarios

Sobre esta receta

Empecemos con una confesión: jamás he estado en México y no puedo decir cuáles son los mejores burritos del mundo. Lo que sí tengo es una hija a la que le encantan los burritos, una buena forma, por cierto, de colarle a los niños cualquier verdura, porque si no quieren la ensalada, se la metes en una tortilla y tan contentos. Más allá del uso engañoso de las tortillas, lo cierto es que están buenas, te resuelven una cena volando y con grandes resultados y las puedes rellenar con lo que te dé la gana. Además de para rellenarlas, sirven perfectamente como pan para otros usos y se hacen sin necesidad de largos procesos ni de encender el horno.

Ahora, además, ya no es preciso que sigas comprando esas bolsas clásicas de los supermercados con media de docena de longevas y chiclosas tortillas. Te las haces en casa en nada y verás como están mucho más buenas. No tiene ninguna ciencia preparar estos clásicos panes planos, en dos minutos tienes uno listo y, si tienes una Celsius, hasta podrás hacerlos de dos en dos con ella al fuego. Si te sobra masa no te preocupes, se conserva en la nevera sin problema ninguno hasta tres días: la sacas, la estiras y listo. Todo ventajas. Si eres ortodoxo del burrito tira de recetas mexicanas, yo no lo soy, y garantizo que estos panes están muy buenos incluso de rellenos de salpicón de marisco.

Qué voy a necesitar

Ingredientes para ocho tortillas


Consigue 1,5 kg de harina panadera de regalo en nuestra tienda online
Usa el cupón 5CDZQ4FT.
  1. Mezcla los ingredientes en un bol. Utiliza agua templada y añade la manteca fría y en dados. Amasa unos minutos sobre la mesa. Deja reposar diez minutos y amasa otra vez hasta que la masa esté lisa.
  2. Deja reposar una hora en un lugar cálido dentro del bol tapado. Divide la bola con la rasqueta en ocho partes más o menos iguales. Toma la que vayas a usar y deja las demás tapadas para evitar que se sequen.
  3. Enharina un poco una hoja de papel de horno y trabaja la masa sobre ella, estirándola con el rodillo hasta conseguir una hoja redonda de un par de milímetros de espesor.
    1-estirado
  4. Mientras tanto, pon la sartén o la Celsius al fuego. Debe alcanzar una temperatura media, si se calienta en exceso, las tortillas se quemarán.
  5. Al estirarla sobre el papel de hornear te será más fácil separar la tortilla. Ponla en la sartén y déjala más o menos un minuto por cada lado. Sabes que está listo cuando empieza a tener puntos tostados (no negros), pero no olvides que el color base de estos panes es blanco.
  6. Mientras se hace una, vete estirando la siguiente, y así hasta que hagas las que necesitas. Si te sobra masa, mete las bolas que sean tapadas en la nevera. Las podrás usar con buenos resultados hasta dos días después, simplemente sácalos del frigorífico y estíralos con el rodillo.
  7. Listo. Para el relleno ya no me meto, cada uno verá. Los últimos los  hice con pollo a la plancha salteado con cebolleta y pimiento y lo completé con tomate, pimientos jalapeños, cebolleta y pimiento rojo, aceitunas, perejil y algo de lechuga. La verdad es que estaban muy buenos, pero solo lo digo por si os inspira. Probad con lo que queráis, que pueden con todo.

2-resultado-final

Entradas recientes

Todas las categorías