Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Torta de pimentón: la focaccia castiza

Entrada publicada el 4 octubre 2020 en Recetas
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (3 voto, media: 4,67 de 5)
Loading...Loading...

Vamos a empezar con una confesión para no herir susceptibilidades. Es cierto que ni soy lorquino ni me he pasado por Murcia para probar su torta de pimiento molido. No he tenido esa suerte, pero todos tenemos derecho a soñar con lo que no tenemos, e incluso tenemos derecho a probarlo cuando se puede. El sueño surge de dos motivos: 1. Que la combinación de pimentón, aceite y sal hace saltar las lágrimas a cualquiera. Y 2. Que apreciando una focaccia en lo que vale, con su romero, me pregunto por qué lo que hacen en Murcia no tiene, como poco, la misma fama.

De tales raíces salen estos aromas. Como tantos otros panes, lo preparé en familia, y por primera vez me dio un vuelco el corazón cuando mi hija me confesó, en los últimos pasos, que no le estaba gustando ayudarme en la cocina.

-¿Pero por qué?
-Porque parece que acabo de matar a alguien…

Me dijo enseñándome las manos rojas de aceite y pimentón dulce ahumado. La tragedia acabó bastante bien cuando los aromas empezaron a surgir del horno. No hubo tiempo ni para enfriarlo un poco. La torta, sola, tiende al vicio, pero también le va la poligamia (o poligina) gastronómica y combina de muerte con anchoas, sardinas, queso azul y hasta con chorizos de alta gama, de los que este pan es primo hermano.

Para que cualquier cosa salga bien en la cocina, lógicamente, hacen falta buenos ingredientes, y el aceite y el pimentón aquí son esenciales. Con el aceite juega el gusto de cada cual. Si le pones un virgen extra potente, el aceite se impondrá al pan en los sabores. Yo prefiero uno más suave, pero no pontifico: cada uno lo que prefiera.

Sí te puedo contar lo que me ocurrió cuando me invitaron a comer el presunto mejor salpicón de bogavante de la historia de la humanidad: el animal tenía una pinta excelsa, pero solo recuerdo el sabor del virgen extra. El aceite era muy bueno, sin duda, pero me dio un poco de pena no reconocer el sabor del marisco… Pues eso.

Con el pimentón hay menos dudas: ha de ser aromático y sabroso. Este pimentón ahumado dulce de Cáceres es una joya con un aroma pleno. Lo hemos buscado y seleccionado con el mismo cariño que le ponemos a las harinas. Y no he podido resistir la tentación de probarlo en un pan. La torta, claro, duró un suspiro.

Qué voy a necesitar

Ingredientes para una torta de aproximadamente un kilo

Para pintar:

  • 8 gramos de pimentón ahumado dulce El Amasadero
  • 30 gramos de aceite de oliva
  • Un poco de flor de sal (o sal gruesa)
☆☆ Gastos de envío gratuitos a partir de los 65 € en nuestra tienda online (solo Península) ☆☆
  1. Mezcla los ingredientes en un bol y, cuando se hayan absorbido los líquidos, amasa sobre la mesa hasta lograr una masa suave. Ya sabes que los reposos de la masa ahorran esfuerzo y funcionan igual: amasa dos minutos, deja reposar diez, y vuelve a amasar.
  2. Deja fermentar la masa en un bol aceitado y tapado durante una hora y media o dos, hasta que haya doblado su volumen.
  3. Sácala del bol y forma una bola sobre la mesa sin llegar a quitarle todo el gas que ganó en la fermentación. O sea: aprieta pero no estrujes. Extiéndela después con los dedos, no con rodillo, en una bandeja de horno aceitada. Presiona ligeramente con las yemas de los dedos por toda la superficie para crear pequeñas hendiduras. Ha de quedar, aproximadamente, con medio centímetro de grosor, no mucho más.
    OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  4. Déjala reposar cubierta con un paño en la bandeja durante 45 minutos (si hace calor, algo menos). Mientras, precalienta el horno a 190 grados.
  5. Tras el reposo, vierte sobre la masa un vasito con la mezcla de aceite y pimentón dulce ahumado. Extiéndela homogéneamente con las manos por toda superficie de la masa.
    Extender la mezcla de pimentón y aceite sobre la masa
  6. Salpica con un poco de flor de sal o sal gruesa.
  7. Hornea durante 25 minutos y pasa al acabar la torta a una rejilla para que enfríe. Ten en cuenta que esto no es una pizza y no tiene que quedar como una tabla! Firme sí, pero esponjosa. A por ella.

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'8 Responses to “Torta de pimentón: la focaccia castiza”'
  1. Bárbara dice:

    Buenos días,

    Se puede cambiar la levadura de panadero por masa madre? en este caso, cuanta cantidad?

    Gracias, Un saludo

  2. Gerardo Martín dice:

    Buenas tardes Rodrigo.
    Curiosa la receta que nos traes. Permíteme te cuente.
    En Badajoz, mi ciudad, de siempre en mi familia se ha DESAYUNADO con un mollete pringado de pimentón y regado con aceite. Te lo explicito:
    Se abre el mollete a la mitad, se pasa al tueste por la sartén (antes, claro, ahora en la tostado), se restriega un ajo (dependiendo del gusto, más o menos) y a continuación espolvoreamos generosamente el pimentón sobre el mollete. Por otra parte estábamos calentando una sartén con AOVE que llevamos al máximo de calor (comienza a humear). En éste punto la retiramos, cogemos cada pieza del mollete en posición cuasi vertical y, con una cuchara sopera, vamos regandolo con el aceite dejando que escurra sobre la sartén para no desperdiciarlo. Echo ésto echamos sal gruesa por toda la pieza.
    DIVINO DESAYUNO. A mis 62 años sigo haciéndome mis tostadas de pimentón día tras día……y con una sonrisa al curro y a luchar el día.
    ¿A que son iguales? La diferencia es que sería más normal en una tierra como lamía la disposición de aceite y pimentón que en Murcia (que no digo que no haya pero vamos…….)
    Un saludo afectuoso y te conmino a que la pruebes, te gustará.

  3. Jorge dice:

    Tiene una pinta estupenda, supongo que se podrá escalar para los que vivimos solos eso es enorme!!! gracias por la receta. La probare esta misma semana

  4. CARAMELA dice:

    uuummmmm estoy emocionada con esta receta, suelo hacer bastante a meudo focaccia, no sé porque razón pero es lo que mejor me sale, y nunca he usado el pimentón….esta receta además de cultural me prece una opción maravillosa…mil gracias por compartir, y la haré con el pimentón normal que no tengo ahumado ahora…que es como debo hacerla segun nuestro amigo murciano ha dicho¡¡¡ saludos para todos¡¡¡

  5. Como buen murciano que soy me enorgullece leer esta receta en este blog y la introducción casi me emociona y todo. Sin duda ánimo a todos a que la hagan y la prueben, y, si pueden, que vengan a Murcia a probarla, más concretamente a Lorca, Totana o Alejo, que son los municipios donde la puedes encontrar, en Murcia capital es raro verla.

    Por otro lado, me gustaría puntualizar un pequeño fallo o detalle a mejorar. No dudo que el pimentón dulce ahumado de El Amasadero o cualquier otro con DO La Vera están muy buenos, pero la torra de pimentón “molío” se hace con pimentón dulce sin ahumar, que es el que se hace por nuestra zona, y que tiene muy poco que envidiar al pimentón de la Vera.

    Saludos y a disfrutar de esa torta de pimentón “molío” tan rica.

    • Muchas gracias por la aclaración, Andrés Ramón. Suponíamos que algún murciano encontraría algún detalle que mejorar :-) Siempre nos gusta que nos cuenten cómo se hacen las cosas en su lugar de origen, sin filtros ni adaptaciones para hacerlas más exóticas o comerciales.

Deja tu comentario

Importante: si el comentario que quieres publicar no está relacionado con esta receta, por favor, usa nuestra página de consultas.