Pagáče, bollos hojaldrados de torreznos


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
3 Comentarios

Pagáče, bollos hojaldrados de torreznos

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
3 Comentarios

Sobre esta receta

Hoy compartimos una receta de unos bollos salados muy conocidos en Europa del este a los cuales se les llama pogača en serbio, pogácsa en húngaro, pogatschen en austriaco o pagáče en eslovaco. Cada país tiene su propio estilo de hacerlos. Está es la receta eslovaca.

Pagáče en Eslovaquia son unos bollos salados de masa hojaldrada con torreznillos molidos y manteca de cerdo entremedias. Antiguamente era una manera sencilla y muy rica de aprovechar todas las partes del cerdo mientras se hacía una matanza.

Hoy en día, como ya no se hacen tantas matanzas, los pagáče han pasado a ser ese bollito especial que compras en una panadería de calidad. O que pides a tu abuela que te haga y ella, orgullosamente, te los hace en un plis plas. Este bollo gusta tanto a los pequeños como a los grandes. Los adultos suelen comerlos a la hora de tomarse una copa de vino blanco. Así, como un buen aperitivo, entran solos. También se sirven en fiestas y ceremonias. De hecho, para nuestra boda, mi abuela hizo unas 200 unidades con sus propias manos. 

Suelen hacerse usando harina tipo 00 (una harina muy fina) para subrayar así su textura frágil. El tamaño de los bollos suele variar de casa en casa. Hay gente que los prefiere más pequeños y hay gente que los prefiere más grandes. En esta receta hemos usado unas formas de 5 cm de diámetro pero para gustos los colores. Las cantidades en la receta dan para aproximadamente 18 unidades con las cuales rellenas 2 bandejas.

Qué vas a necesitar

Ingredientes para 18 bollitos

Elaboración paso a paso

  1. En un bol mezcla la harina junto con la levadura seca, la sal y la pimienta negra.
  2. Añade la leche y el huevo y amasa bien hasta conseguir una masa homogénea y elástica (en amasadora: 8 minutos a velocidad media; a mano, 10 minutos).
    Amasa hasta conseguir una textura homogénea.
  3. Cubre el bol y deja la masa reposar durante unos 40 minutos.
  4. Mientras, muele los torreznos con un molinillo de café, batidora o pícalos todo lo fino que puedas con un cuchillo bien afilado.
  5. Mezcla con la manteca de cerdo hasta conseguir una especie de crema. Lo más práctico es usar unas varillas eléctricas, pero puedes hacerlo a mano.
    Mezcla los torrezos y la manteca hasta conseguir una pasta
  6. Vuelca la masa en un tapete de silicona (o sobre la encimera) espolvoreado con harina y estírala con un rodillo en forma de un rectángulo.
    Estira la masa con un rodillo
  7. Unta el rectángulo con la crema de torreznillos molidos y la manteca.
    Unta la masa con la mezcla de los torreznos y manteca
  8. Ahora toca doblar la masa en tercios. Primero coge la masa del lado izquierdo y mueve un tercio de la masa hacía el centro.
    dobla la masa sobre sí misma
  9. Vuelve a doblar, pero por el lado derecho.
    Dobla otra vez la masa
  10. Ahora haz lo mismo como antes pero primero desde arriba hacía el centro y luego desde abajo hacía el centro.
    Dobla de nuevo

    Y termina con un último pliegue
  11. Cubre la masa con un trapo y déjala reposar 30 minutos.
  12. Gira la masa 90 grados y vuelve a estirarla con el rodillo dándole forma de rectángulo.
    Estira la masa de nuevo
  13. Repite pliegues de los pasos 8,9 y 10. Esto te servirá para crear las capas del hojaldrado.
  14. Cubre la masa con un trapo y déjala reposar otros 30 minutos.
  15. Gira la masa 90 grados y estira otra vez más con el rodillo.
  16. Repite una vez más los pliegues de los pasos 8,9 y 10.
  17. De nuevo cubre la masa con el trapo y déjala reposar 30 min.
  18. Ahora ya estira la masa con el rodillo de manera que tenga una anchura de 1 cm aproximadamente.
    Estira la masa hasta que tenga 1 cm de grosor
  19. Recorta los bollos con una forma circular. Vete colocando los bollos encima de una bandeja con papel de hornear.
    Haz círculos de masa
  20. Deja reposar los bollos los últimos 20 min cubiertos con un trapo. Mientras enciende el horno a 200°C.
  21. Antes de meter la bandeja al horno, pinta los bollos con un huevo batido y echa por encima unas pocas semillas de sésamo.
  22. Hornea durante 15-20min – saca la bandeja cuando ves que la parte de arriba está bien dorada.
  23. Deja enfriar encima de una rejilla. 

Lo mejor es disfrutar de estos bollos cuando estén recién hechos y aún un poco calentitos. Aunque en un tupper te aguantan un par de días sin problema.

Entradas recientes

Todas las categorías

Por Veka

Me llamo Veronika pero todo el mundo me llama Veka. Soy una enamorada de la masa madre (además de mi familia y mis hijos, por supuesto). Me encanta usarla para hacer panes, así cómo explorar su utilización en todo tipo de recetas. Más allá de la repostería disfruto mucho de la fotografía y de pasar tiempo en la naturaleza