Noodles caseros de Alberto Benítez


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
6 Comentarios

Noodles caseros de Alberto Benítez

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
6 Comentarios

Sobre esta receta

Soy Alberto y desde siempre me ha gustado la cocina,; me encanta preparar todo tipo de platos y, cuanto más complicada sea la receta, más me gusta. Poco antes de la cuarentena empecé a hacer pan casero, ya que en la panadería de mi barrio siempre se agotaba el pan integral que nos gustaba, y así descubrí El Amasadero.

¿Quieres publicar una receta en este blog? Envíanosla  y consigue un cupón de descuento de 50 €.

Durante el confinamiento, para distraer la mente, abrí el canal de cocina de Youtube “MigaHome” para mostrar las recetas que hacemos en casa. Estuve haciendo mucho pan (como todo buen confinado aburrido), pero usando las harinas que podía conseguir en el supermercado. Cuando por fin pude comprar las harinas de “El Amasadero” me sorprendí gratamente con la diferencia que tienen con las harinas convencionales. Ni punto de comparación a la hora de trabajar la masa y, por supuesto, en el sabor.

Para el canal de cocina he hecho un ramen (una sopa asiática con distintos elementos) y, claro, como me gustan los retos y hacerlo todo desde cero, he hecho los noodles a mano (bueno, con ayuda de una máquina para hacer pasta). Estos noodles o fideos chinos son perfectos para este tipo de sopa. Además, los puedes secar y guardarlos en el congelador para usarlos cuando más te convenga después de hacer una buena cantidad de ellos.

LISTADO DE UTENSILIOS:

  • 2 boles
  • 1 báscula
  • 1 máquina de hacer pasta o un rodillo
  • Papel film

LISTADO DE INGREDIENTES

  1. Pon el bicarbonato de sodio repartido en una fuente para horno y hornéalo durante 1 hora a una temperatura de 130ºC.
  2. Pon el agua en un bol y añade 1 cucharadita y media de ese bicarbonato horneado (lo que sobre puedes conservarlo en papel de aluminio para futuras elaboraciones). Remueve hasta que quede todo integrado.
  3. Pon la harina tamizada en otro bol y vierte sobre ella el agua mezclada con el bicarbonato. Remueve hasta que toda la harina esté hidratada y amasa durante 8-10 minutos. Envuelve la masa en papel film y déjala reposar durante una hora a temperatura ambiente.
  4. Con esta cantidad de masa da para cuatro raciones, así que divide la masa en 4 y, con ayuda de una maquina de hacer pasta, pásala varias veces por el primer grosor doblando la masa sobre sí misma, y ve reduciendo el grosor hasta obtener el deseado. Lo ideal, si la máquina tiene una escala del 1 al 9, es dejarlo en el 7. Después, pasa la masa por el accesorio para formar los tallarines.
    (Este paso se puede hacer con rodillo, aunque es muy trabajoso).
  5. Esparce harina sobre la encimera y pasa por encima los tallarines, procurando que cojan bastante harina para que no se peguen. Haz cuatro montones y resérvalos.
  6. Hierve abundante agua en una olla y echa los fideos en ella por turnos; la pasta estará lista en 60-90 segundos. Una vez fuera, lávala bien bajo el grifo con agua fría para retirar los excesos de harina. ¡Y a disfrutar!

TRUCOS O CONSEJOS:

Antes de hervir la pasta en el agua puedes dejar que se seque la masa y congelarla para usarla en otro momento.
Para emplatar, no te preocupes por el agua fría; ponlo todo en un cuenco o plato hondo y, después, vierte sobre los fideos el caldo muy caliente.

Termino con un vídeo y un ejemplo de ramen:

Entradas recientes

Todas las categorías