Double (Trinidad y Tobago), el bocadillo de garbanzos


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
9 Comentarios

Double (Trinidad y Tobago), el bocadillo de garbanzos

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
9 Comentarios

Sobre esta receta

No podía despegar la nariz de la televisión viendo aquel sencillo chiringuito de playa sirviendo docenas de bocadillos de masa de pan frita y tiburón rebozado que los clientes luego aderezaban a su gusto en una mesa llena de salsas y acompañamientos: ajo, cilantro, tamarindo, los inevitables ketchup y mostaza, chiles, pepino, tomate, lechuga… Era la imagen de un día perfecto de vacaciones: peces de colores caribeños y comida sencilla típica del lugar.

Cuando pensamos en el Caribe nuestro imaginario no suele ir más al sur de las islas hispanohablantes y, aunque seamos capaces de reconocer Cuba en un mapa, pocos serán los que sepan dónde están Santa Lucía, Granada o Martinica, pese a su importancia durante las primeras décadas de la navegación transatlántica y adonde los vientos alisios empujaban a los navegantes que zarpaban de Europa  (Colón usó esta ruta en sus tres últimos viajes). Unas islas de esta parte del sur del Caribe era donde se rodaba el programa de viajes que me tenía fascinado: Trinidad y Tobago.

Su atractivo aumentaba mientras aprendía sobre ellas, especialmente sobre su cocina: un revoltijo criollo en donde puedes desayunar a la inglesa con hash brown y salchichas, comer guisos africanos de taro y okra y cenar mojando un roti prata en un plato de curry.

La receta seleccionada para esta nueva entrega de bocadillos del mundo representa a los indo-trinitenses, la comunidad más numerosa del país: el double, dos trozos de masa de pan frita (bara) que aguantan como pueden un guisote especiado de garbanzos al curry y chutney de pepino y cilantro, un plato que es claramente de origen indio.

Se llama bocadillo, pero comerlo como tal debe de ser lo más parecido a zamparse un potaje con las manos. Sin embargo, no dudaría un minuto en recomendarlo si tienes confianza suficiente con el resto de comensales. Está delicioso y viene del país de donde surgió un estilo musical que se llama chutney.

Ingredientes para 4 doubles

Bara (pan frito)

Garbanzos al curry

Chutney de pepino y cilantro

  • Un pepino cortado en bastoncillos
  • Un manojo de hojas de cilantro
  • Dos cucharaditas de zumo de lima o limón
  • Una cucharadita de azúcar moreno
  • Sal y pimienta al gusto

Consigue 1,5 kg de harina panadera de regalo en nuestra tienda online
Usa el cupón 5CDZQ4FT.
  1. Mezcla bien los ingredientes secos del pan (te recomendamos un amasador manual), añade el agua y deja reposar hasta que la masa doble su volumen.
  2. Mientras tanto, dora la cebolla y el ajo en el aceite y luego añade el curry y remueve durante 30 segundos a fuego bajo. Añade los garbanzos cocidos, cubre apenas con agua y deja cocer hasta que la salsa espese.
  3. Espolvorea el pepino con sal y deja reposar media hora. Lava con agua para retirar la sal y luego apriétalos bien para escurrirlos. Mezcla con el resto de ingredientes del chutney y reserva.
  4. Haz tortas del tamaño de la palma de la mano con la masa y deja reposar 20 minutos.
  5. Calienta aceite y fríe la masa durante unos 20 segundos por cada lado. Retira y pon sobre papel absorbente mientras haces el resto de baras.
  6. Echa un poco del guiso de garbanzos sobre una bara, condimenta con el chutney y tapa con otra bara.
  7. Si no te has pringado, envíanos foto de prueba.

Entradas recientes

Todas las categorías