Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Beghrir marroquí, ¿cómo algo tan fácil puede estar tan bueno?

Entrada publicada el 17 agosto 2019 en Panes planos
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (No Ratings Yet)
Loading...Loading...

Mi abuela era muy bajita y una mujer encantadora y tranquila en todos los ámbitos de su vida salvo en la cocina. Allí asumía el mando militar de las operaciones y solo se podían hacer las cosas siguiendo exactamente sus órdenes, que no instrucciones. Si alguien no las acataba se desataba un metro y medio de furia en los fogones. Me acordé de ella haciendo los beghrir, porque mi abuela, que durante toda su existencia cocinó miles y miles de filloas (jamás hizo ningún otro tipo de pan plano, le hubiera parecido una traición), me hubiera hecho encarcelar y azotar si me hubiera visto con esto.

Me habría crucificado por esas extrañas burbujas y por lo gordas que salen cuando según la Ley Suprema de las Filloas, cuanto más finas, mejor. Y me preguntaba también cómo habría reaccionado mi amada teniente coronel al probar el beghrir, porque sin poder yo jamás aspirar a hacer sus filloas, sí puedo decir que he hecho unos beghrir cojonudos y hasta puede que mi querida abuela hubiera depuesto las armas.

Confieso que no tenía yo grandes esperanzas en esta receta, pero cuando empezaron a aparecer las burbujitas en la sartén me animé y después de probar el primero, más todavía. No solo porque están muy, muy buenos, sino porque no debe haber muchas cosas más fáciles de hacer. Cómetelos calentitos con miel, o con mantequilla y azúcar, o con mermelada. O solos. Prueba, que vale la pena.

Qué voy a necesitar

Ingredientes para hacer ocho baghrir

☆☆
Oferta de lanzamiento de los molinos Mockmill. Durante el próximo mes podrás conseguir estos descuentos:

10 € en el molino Mockmill 100: cupón 4BXQMIFI
20 € en el resto de gama: cupón 8U6GUCTP

Esta oferta termina el 24 de noviembre de 2019
☆☆

  1. Mezcla todos los ingredientes en un bol. Bate con unas varillas hasta conseguir una masa con una textura de crema bastante suelta. Deja fermentar tapado durante dos horas a temperatura ambiente. Pasado ese tiempo verás que está lleno de burbujas, si no es así, espera un poco más.
    masa lista para ir a la sarten. Beghrir - Marruecos
  2. Al final de la fermentación bate unos segundos para mezclar bien.
  3. Pon una sartén al fuego y espera a que se caliente, sin llegar a humear. Llena un cucharón de sopa y vierte con él, con cuidado, la masa en el centro de la sartén. La mesa se extenderá por la sartén sin llegar a los bordes. Si ves que llega a ellos, pon menos cantidad la próxima vez.
    vertiendo_masa_en_sarten
  4. A los pocos segundos verás como la masa se llena de agujeritos.
    beghrir_en_sarten
  5. En aproximademante un minuto verás que la superficie se ha secado de líquido, no hace falta ni que mires por debajo, es señal de que están listos. No les des la vuelta (se hacen solo por un lado).
  6. Sácalos de la sartén y déjalos enfriar sobre la rejilla. Si los apilas uno sobre otro en caliente se acabarán pegando entre ellos.
  7. Repite hasta acabar toda la masa. Listo.

Consejos.

Si te gusta el toque de la mantequilla puedes poner unos gramos en el fondo de la sartén antes de echar la cucharada de masa. Para gustos.

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'One Response to “Beghrir marroquí, ¿cómo algo tan fácil puede estar tan bueno?”'
  1. Noa dice:

    Muy fan de tu abuela

Deja tu comentario

Importante: si el comentario que quieres publicar no está relacionado con esta receta, por favor, usa nuestra página de consultas.