La barra de pan para vagos y torpes


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
76 Comentarios

La barra de pan para vagos y torpes

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
76 Comentarios

Sobre esta receta

Llamo “casa” al lugar en donde paso las vacaciones y puentes e “infierno” al sitio en donde vivo. Si doy una vuelta a la manzana de mi casa puedo hacer la compra en un ultramarinos, una panadería, en la plaza de abastos e, incluso, en una pequeña tienda de pasta casera; en el infierno, una vuelta al perímetro de la urbanización me deja ver un poste con el logo de McDonalds.

En el infierno no se puede comprar buen pan y, como tampoco tengo demasiado tiempo porque mis mellizos complican enormemente la intendencia casera, necesito buscar soluciones prácticas. Mi primera sorpresa fue comprobar que hacer pan con panificadora es una opción bastante decente, aunque tiene el problema de que el pan es siempre tipo molde. ¿Y qué pasa cuando quiero barras? Porque no siempre me apetece desayunar tostadas con mantequilla y Marmite y hay días, especialmente después de los entrenamientos de hockey, que prefiero coger fuerzas con un bocadillo de queso y tomate y un café. Así que decidí probar a hacer barras sin amasar y sin complicarme dándoles forma. El resultado, un acierto.

Ingredientes para cuatro barras medianas de pan

Utensilios recomendados: bol de acero para la primera fermentación de la masa, rasqueta de plástico, tela de lino o 4 banetones alargados pequeños, plancha Celsius.

  1. Mezcla con las manos todos los ingredientes en un bol hasta obtener una masa homogénea. Mete el bol dentro de una bolsa de plástico, cierra y deja fermentar a temperatura ambiente durante unas 8 horas.
    1-masa-fermentada-min
  2. Tras la primera fermentación, echa un poco de harina sobre la encimera y vuelca la masa. Tira de ella por los extremos para extenderla, dándole forma de rectángulo.
    2-masa-extendida-min
  3. Pliega 1/3 de la masa sobre sí misma por el lado más largo. Pliega el tercio del lado contrario sobre el pliegue anterior, de forma que te queden tres capas.
    3-primer-pliegue-min
    4-segundo-pliegue-min
  4. Aplana ligeramente con los dedos y divide en cuatro trozos, cortando con una rasqueta a lo largo del lado más largo.
    5-corte-de-piezas-min
  5. Estira cada trozo tirando de los extremos intentando que la masa no se desgarre. A medida que estiras, vete aplanando la pieza con los dedos para que tenga una forma más o menos uniforme.
    6-piezas-estiradas-min
  6. Coloca los 4 trozos en una tela para fermentar, en bannetones medianos alargados o en la bandeja del horno. Cubre con film transparente y deja leudar hasta que hayan doblado de tamaño (una hora y media, aproximadamente).
    8-piezas-fermentando-min
  7. Si usas la plancha Celsius, métela en el horno a 200º 45 minutos antes de hornear el pan. Si no la usas, precalienta el horno a 200º 10 minutos antes.
  8. Una vez terminada la segunda fermentación, mete las barras en el horno y hornea durante 30-35 minutos y luego deja enfriar sobre una rejilla.

Consejos para mejorar el pan

Los panes subirán más en el horno si usas nuestra plancha Celsius.

Si tu horno puede inyectar vapor, hazlo al principio. Esto también ayuda a que el pan suba más porque retrasa la formación de la corteza, que al ser dura impide que el pan se expanda. Si no tiene vapor, puedes conseguirlo colocando un cazo medidor pequeño con agua hirviendo en el suelo del horno.

Para conseguir una corteza más crujiente, mantén la puerta del horno ligeramente abierta (usa el mango de una cuchara de palo) durante los últimos 10 minutos.

Si el pan no ha cogido color por la parte de arriba, pon el grill a tope durante cinco minutos.

Entradas recientes

Todas las categorías