Ensalda de trigo, esparragos y mayonesa de avellanas


Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Ensalda de trigo, esparragos y mayonesa de avellanas

Valoraciones:
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita
Cargando...
0 Comentarios

Sobre esta receta

Trigo, copos de avena, bulgur y mijo. Sí, muchos cereales quedan genial en las ensaladas siempre que se utilicen en grano entero y no triturados para que no se apelmacen.

En Italia tienen más asimilado que este ingrediente puede ser la estrella de un plato, y es común encontrárselo en la carta de restaurantes en forma de ensaladas (Insalata di farro con verdure) o en sopas (Zuppa di farro alla contadina). Sin embargo, una de las muchas incógnitas que quedan por resolver es por qué los picnics playeros españoles se llenan de ensaladas de arroz y pasta, pero no de ensaladas de trigo. Si bien todas aportan la energía que se necesita para soportar una tarde de vóley, olas y cartas, el sabor del trigo recuerda a los frutos secos y le da mucha intensidad al plato. 

Los granos de trigo se cuecen de la misma manera que el arroz: hervidos en agua, aunque también puede pasarse previamente por la sartén para tostarlos y realzar el sabor. En esta receta aderezamos la ensalada con una fina mayonesa de avellanas, porque los cereales suelen necesitar un componente graso que los integre, un fondo denso para alcanzar el equilibrio de su sabor.

Qué vas a necesitar

  • Una olla para cocer el trigo
  • Un bol mediano para mezclar los ingredientes

Ingredientes para 4 raciones

Para la mayonesa de avellanas

Elaboración

  1. Cubre los granos de trigo con agua y cuécelos durante 20 minutos en la olla exprés o 45 minutos en una olla normal. 
  2. Mientras tanto, tuesta las avellanas durante 2 minutos en una sartén sin aceite. Usa fuego medio y mueve continuamente la sartén para que se tuesten de forma homogénea.
  3. Reserva, deja que se enfríen y trocea con un cuchillo.
  4. Mezcla la mayonesa, el aceite suave y las avellanas troceadas. Sazona.
  5. Combina en un bol amplio el trigo cocido, los espárragos blancos en rodajas, parte del cebollino picado y la ralladura de limón. Aliña con aceite y sal.
  6. Emplata y finaliza con una cucharada de mayonesa y el cebollino picado sobrante por encima.

Granos de trigo para cocinar

Entradas recientes

Todas las categorías