Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Una tradición gallega de Pascua: el bolo de ovos

Entrada publicada el 7 marzo 2016 en Cómo hacer pan casero, Recetas
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (4 voto, media: 4,00 de 5)
Loading...Loading...

Viajamos más que nunca, disponemos de millones de vídeos y post con recetas y compramos online cualquier cosa que necesitemos para poder experimentar la enorme variedad de cocinas que nos ofrece el mundo. Pero la búsqueda constante de la novedad parece cegarnos y abandonamos muchas tradiciones únicas para matar, precisamente, lo que hace del mundo un lugar interesante. Leí en algún lado que para ser creativo tienes que conocer tus raíces porque si no lo haces, la innovación no es tal, sino una copia burda condenada a ahogarse en un mar de ideas idénticas.

En breve llegará la Pascua y en las comarcas gallegas de O Salnés y Caldas, unos pocos padrinos regalarán todavía a sus ahijados un bolo de ovosun pan que se hornea con huevos crudos enteros. Era costumbre que ellos regalaran el bolo y las madrinas, la rosca. Me cuenta Mar, la amiga por la que conocí está tradición, que ambos se hacían en tal cantidad que, durante la Pascua, el pan de su panadero olía a anís, que es el aromatizante que se usa en Galicia para el roscón, no el agua de azahar.

Solo hemos conseguido una receta de forma directa, que usa mitad harina de trigo, mitad de maíz. Hay quien dice que se le añade manteca cocida de vaca (mantequilla clarificada) y solo se hace con harina panadera; mi amiga Mar, que ni una cosa, ni la otra: el bolo solo lleva harina de trigo. Aquí, como en tantas recetas tradicionales, cada familia tiene su receta.

Lo que sí está claro es que es un pan de corteza muy blanca y de formato grande. El nuestro, por ser el primero, era mucho más pequeño (usaba 4 huevos, no 24) y nos ha quedado demasiado dorado.  Hornea a baja temperatura para que quede más blanco.

Pasos

  1. Disolvemos la levadura en un poco de agua (la quitamos del total) y dejamos reposar 20 minutos.
  2. Mezclamos todo, excepto los huevos, y amasamos bien. El gluten debe quedar bien formado.
  3. Tapamos y dejamos reposar hasta que doble el volumen.
  4. Una vez doblado el volumen, pasamos la masa a la encimera y desinflamos suavemente con las manos.
  5. Cogemos un trozo de masa de tamaño un poco mayor de una pelota de tenis y reservamos.
  6. Damos forma de hogaza a la masa.
  7. Hacemos una tira con el trozo pequeño de masa.
  8. Humedecemos con agua los bordes de la masa y colocamos la tira alrededor.
  9. Ponemos los huevos enteros (¡con cáscara!) sobre la masa y presionamos ligeramente.
  10. Tapamos y dejamos leudar un par de horas (ajusta el tiempo a la temperatura de tu cocina, como de costumbre).
  11. Metemos la masa en el horno a 170º durante 55 minutos.
  12. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

HY3A4827-2 RE-2

Aunque cada vez sea más raro de encontrar, existen lugares en donde la tradición sigue muy viva: en la parroquia de Paradela del concello de Meis (Pontevedra), los vecinos se juntan todos los años para preparan bolo de 6.000 huevos para la romería de San Gregorio.

Recibe por correo las actualizaciones del blog

Leave a Reply