Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Volvemos con nuevas bolsas de harina

Entrada publicada el 16 septiembre 2018 en Aventura empresarial
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (No Ratings Yet)
Loading...Loading...

Por fin hemos terminado las obras y volvemos a envasar harinas. La reforma del almacén, mejor diseñado para la preparación de pedidos, y la nueva máquina envasadora, más fácil de usar y capaz de trabajar con bolsas más resistentes, nos agilizarán el trabajo y ahorrarán problemas que ocurrían con más frecuencia de la deseada.

Como la nueva máquina, además de sellar, puede plegar el plástico del envase, hemos aprovechado para cambiar el formato de las bolsas y hacerlas de 1,5 kg con base plana, mucho más cómodas y resistentes.

Estas mejoras van a hacer que gastemos menos tiempo en el envasado, almacenaje y gestión de incidencias en los pedidos, lo que repercute en el precio final del kilo de harina, más barato en casi todas. Por ejemplo, la harina panadera pasa de 1,45 €/kg a 1,33 €/kg; la de fuerza, de 1,55 €/kg a 1,46 €/kg.

Todavía no tenemos todas las harinas porque seguimos afinando la máquina y corrigiendo detalles, pero es cosa de poco días.

Aprovechamos para agradecerle a Marga Castro su trabajo con el nuevo diseño de las bolsas, teniendo que lidiar con tres empresas distintas para cuadrar las restricciones de unos (los que fabrican el plásticos), de otros (los de la envasadora) y dejarnos a nosotros contentos.

¡Volvemos la semana que viene con recetas y consejos!

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'13 Responses to “Volvemos con nuevas bolsas de harina”'
  1. Me alegra mucho la noticia. Ya no me queda casi nada dejaría.

  2. Pablo dice:

    Hola, queria saber si tenéis esas fundas de lino que se ponen en los cestos de mimbre y se usan para masas con más hidratación. Si no me equivoco no las ví en el catálogo. Gracias.

  3. toni dice:

    para las harinas ecologicas mejor saco papel, y para ser mas ecologico mejor sin plastico, no es nada ecologico.

    • Toni, el problema del papel es que las harinas, especialmente las molidas a piedra, se enrancian muy rápido. Para que duren más, tenemos que envasarlas con atmosfera protectora. La otra opción, que es la que ves en la típica harina de supermercado, es refinarlas lo máximo posible (y luego, para las integrales, mezclarle salvado) y dejarlas tan inertes que duran meses y meses. Pero bueno, se pierde lo que nosotros valoramos en la harina. Es la mejor solución que hemos encontrado.

  4. Mariano Espada dice:

    Me ha llegado el pedido con las nuevas bolsas y son perfectas. Se mantiene de pie y la ventana es una buena idea.

  5. fernando dice:

    Hola,
    Acabo de recibir un paquete con las nuevas bolsas. Si las otras no me gustaban, estas menos: más volumen, más plástico.
    Sé que la ecuación conservación, empaquetado, incidencias,tamaño… es difícil pero no me gusta la solución. Llevo consumiendo harinas envasadas en papel muchos años (lease Rincón integrales), y el enranciamiento en mi experiencia es pequeño, para mucha gente inapreciable.
    Lamento decirlo, pero dejaré de comprar vuestras harinas. Me gustan, pero tengo alternativas más respetuosas con el medio ambiente.
    Saludos,
    Fernando.

    • Sentimos perderte como cliente, Fernando. Aprovecho tu comentario para aclarar algunas cosas, para quien venga detrás y tenga las mismas objeciones:

      Con las nuevas bolsas, aunque sean más grandes, se reduce el uso del plástico porque para envasar un 50 % no necesitamos un 50 % más de plástico (la superficie aumenta con el cuadrado de la distancia y el volumen con el cubo). Esta es una de las razones que nos ha permitido bajar el precio por kilo de las harinas. Es cierto que estas bolsas han quedado muy grandes, pero justo ayer llegaron las nuevas bobinas que corrigen este error.

      A nosotros tampoco nos gusta envasar con plástico, pero la legislación no nos deja otra opción si queremos evitar una fecha de caducidad corta o el uso de aditivos que la alarguen (y que no es necesario incluir en la lista de ingredientes). Envasar en papel nos supondría ventajas económicas enormes porque las envasadoras y envases son más baratos y rápidos, pero tendríamos que tratar las harinas o acortar la fecha de caducidad y ninguna de las dos opciones nos encaja (hay muchos clientes que compran harina para varios meses).

      Esperamos en un futuro poder resolver este problema usando plásticos biodegradables, aunque todavía no es posible.

      Un saludo,
      Rodrigo

      • fernando dice:

        Hola de nuevo Roberto.

        Cuando leí que ibais a aumentar el tamaño de las bolsas, pensé: ¡genial, menos plástico! Concretamente, un aumento del contenido de harina en un 50% supondría un aumento aproximado del plástico empleado en un 30%. Cuando recibí mi paquete, me encuentro con unas bolsas sobredimensionadas para el contenido. He medido y se emplea el doble de plástico que antes (aumentando el contenido solo la mitad) porque la mitad del envase está lleno de aire; en el envase actual cabrían más de tres kilos de harina. Adicionalmente, se necesita mucho mas espacio de almacenamiento para guardar solo aire. Eso sí que es un error de cálculo.

        No entiendo nada de legislación de envasado. Pero como consumidor, me preocupo de saber lo que compro. Las harinas que he empleado siempre han venido en papel. Y tengo la certeza que no tienen añadidos. Hay empresas honestas con muy buen producto: solo harina, ecológica, molida a piedra. Solo hay que buscar.

        Yo no necesito que mis harinas se conserven durante ocho meses, todos sabemos que las harina se pierden. Los que habitualmente panificamos cuidamos este detalle y evitamos almacenarlas (y no todas las harinas envejecen de igual forma.)

        Finalmente diré, que como empresa y funcionamiento: 10. Siempre habéis respondido a la perfección.
        Pero me ratifico, hoy por hoy, nuestros caminos son divergentes.

        Saludos,
        Fernando.

        • Es cierto que el cubicaje de las bolsas se podía mejorar y ya tenemos las nuevas bobinas más cortas. Respecto al envasado en papel, una harina no puede tener una fecha de caducidad mayor de 90 días **desde el día en que se muele el grano** si no se usan aditivos que la alarguen. Estos aditivos, en el caso de las harinas, la legislación no obliga a indicarlos en la lista de ingredientes o alérgenos. Si hay alguna empresa que te ofrezca la harina en papel con fechas de caducidad alta, o bien se salta la legislación o no está diciendo que lleva aditivos. Nosotros descartamos esta opción, pese a poder presentar el producto de una forma mucho más “ecológica”. Lo que buscamos es un equilibrio entre muchos factores y esta es la mejor opción que hemos encontrado.

          Entendemos perfectamente que lo que ofrecemos no te encaje. Esperamos poder recuperarte como cliente cuando tengamos la opción de envasar en plásticos biodegradables.

          Un saludo,
          Rodrigo

Deja tu comentario

Importante: si el comentario que quieres publicar no está relacionado con esta receta, por favor, usa nuestra página de consultas.