Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Galletas saladas traidoras de Yotam Ottolenghi

Entrada publicada el 22 enero 2017 en Recetas
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (3 voto, media: 4,00 de 5)
Loading...Loading...

Dice Yotam Ottolenghi que estas galletitas saladas se llaman ka’ach bilmach y él es el responsable de que sean medianamente conocidas: casi todas las recetas que se encuentran en internet hacen referencia al libro en donde se publican: Jerusalén.

Es un libro con un diseño muy cuidado. Del contenido, sin duda, lo más interesante es que presenta a Jerusalén como una ciudad cosmopolita con comunidades originarias de muchísimos lugares de Europa y Asia. Muchas recetas, sin embargo, me parece que tienden a la cocina espectáculo, adornando platos con pasos e ingredientes para que parezcan atractivos. Esto no las invalida, sino que puede hacernos pensar que estamos preparando un plato tradicional cuando se trata, en realidad, de una interpretación particular de un cocinero que busca seducir a un público occidental.

No sé si estas galletitas saladas son tradicionales o están “interpretadas”, pero están muy ricas. La primera reacción al probarlas es decir que no están mal y coger otra. Cuando te das cuenta, te has zampado la mitad de la hornada. Y no avisan, las muy traidoras. Como los pececitos salados, pero con más pegada.

✣✣
Esta es una de las recetas que ganará mucho usando harina floja, que tenemos rebajada a mitad de precio hasta el el día 25/1/2017.
✣✣

Ingredientes para unas 32 galletas

  • 500 g de harina de repostería El Amasadero
  • 100 ml de aceite de oliva suave
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de levadura seca de panadero
  • 1 cucharadita de royal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1 1/2 cucharaditas de semillas de hinojo o anís
  • 100 ml de agua
  • 1 huevo, para pintar las galletas
  • Semillas de sésamo, para decorar
  1. Tuesta ligeramente las semillas de anís.
  2.  Echa la harina en un bol grande y añade todos los ingredientes excepto el agua, el huevo y las semillas de sésamo y mezcla. La masa será seca y poco homogénea.
  3. Añade agua poco a poco y remueve hasta que no haya grumos. Amasa a mano ligeramente durante un par de minutos.
  4. Coloca papel de horno en una bandeja.
  5. Divide la masa en 32 trozos y dale forma de tira larga amasando cada bolita de masa sobre la encimera.
  6. Forma rosquillas con cada tira de masa.
  7. Coloca las rosquillas en la bandeja, pinta con huevo y espolvorea con semillas de sésamo.
  8. Enciende el horno a 200º.
  9. Una vez el horno esté caliente, hornea hasta que estén doradas (unos 25 minutos).
  10. Deja enfriar.

Dice Don Yotam que se conservan hasta diez días en un tarro cerrado herméticamente. Ya, ni que fueran a durar tanto…

 

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'4 Responses to “Galletas saladas traidoras de Yotam Ottolenghi”'
  1. Sergio dice:

    Y no se dejan fermentar en ningún momento? Todo de corrido?

    • Hola, Sergio:

      Tienen una fermentación muy corta de media hora mientras se calienta el horno. La receta es la del libro, aunque una vez las tuve que hacer sin la levadura seca y la diferencia… ¡pues no sabría qué decir!

  2. rosa dice:

    Ayer las hice….. ahora veo porque traidoras, la primera paece rica. pero nada más, cuando te das cuenta no queda ni una…
    Muy buenas y muy faciles.
    Gracias por estas recetas tan buenas

Leave a Reply