Primeros auxilios
para el panadero casero.
Prospectos de masas

Cómo hacer un horno de leña low cost

Entrada publicada el 9 octubre 2016 en Hornos, Jacinto Cotino
Malo, como pan de plásticoRegular, como cruasán a la planchaNo está mal, como mi primer pan caseroBueno, como mi quinto pan casero¡Estupendo! Me acabo de comer la hogaza enterita (8 voto, media: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

-Hijo, de verdad, no quería ofenderte, pero deja eso que te puedes hacer daño…
Hice girar la broca del taladro en el aire sin dejar de mirarla a los ojos.
-Mamá, déjame solo- le rogué mientras ponía un gran tiesto entre mis piernas…
-Jacinto, esa es la maceta de mis hortensias…
-No mamá, esto es un horno. Déjame solo.

Mi madre se retiró con lágrimas en lo ojos y cerré la puerta de la terraza. Mientras perforaba una y otra vez su maceta con el taladro veía a través del cristal su rostro pálido. Vi que se sentaba en la butaca y hundía su rostro descompuesto entre sus manos, pero no me detuve. ¿Cómo osaba llamarme calamidad? ¿Cómo pudo sugerir que yo no era capaz de hacer ni una pizza? ¿Que no qué? Pues ahora vas a comer pizza, le dije, y me encerré en la terraza con sus macetas.

Los bloques y el ladrillo refractario los tenía en el trastero. Para los tiestos, es cierto, tuve que tirar sus horribles hortensias. La cirugía del taladro me llevó cierto tiempo. Cuando volví a entrar en casa ella ya no estaba. Con la macheta de cocina hice astillas el viejo reloj de pared y regresé con la madera. Caía el sol a plomo y de la calle subía un lamentable pestazo a tubo de escape y el olor a guerra sucia del tráfico y del asfalto achicharrado. Sin embargo, el olor del fuego fue eclipsando todo aquello mientras el horno ganaba temperatura. Amasé sobre una vieja bandeja de horno y metí la pizza dentro de aquella maceta incandescente. El aroma del pan y de la leña hicieron volar mi mente desde aquel suburbio hasta la campiña napolitana, y en esas evocaciones estaba cuando me trajo de vuelta al mundo el sonido de la puerta de la calle. Mi madre volvía a casa acompañada por dos policías locales y un señor vestido con una bata blanca.

-Ahí lo tienen, en la terraza, creo que ha perdido el juicio, por favor, no le hagan daño…

El tipo de blanco llevaba en la mano una extraña chaqueta del mismo color, avanzó despacio con los agentes hacia mí susurrándome cosas absurdas sobre que todo estaba bien y no me iba a pasar nada, y pidiéndome que dejara la pala de madera en el suelo. No lo hice, sino que la metí en la boca del horno y saqué de allí una hermosa pieza. Sudado y feliz los miré a todos confiado.

-¿Quieren pizza?

✺✺✺
Consigue un 7% de descuento en tu compra usando el código KAGL1MRM en el carrito de la compra. Corre, ¡la oferta termina el 12/10/2016 a la medianoche!
✺✺✺

Materiales necesarios para hacer un horno de leña low cost

  • 24 bloques de hormigón de 40x20x20 (tamaño estándar)
  • 15 ladrillos refractarios de 20x10x5 (tamaño estándar)
  • 1 maceta de barro de aproximadamente 50 cm de diámetro
  • 1 maceta de barro de aproximadamente 45 cm de diámetro
  • Un taladro

En el vídeo podréis ver las instrucciones sobre cómo hacer un horno de leña con estos materiales.

  1. Descarga el esquema de montaje que nos ha preparado Pernas Varela Arquitectos.
  2. Luego busca un recipiente grande para colocar las macetas boca abajo y llénalo con agua hasta que las cubra unos 15-20 cm (una piscina es perfecta). Si no tienes, puedes probar con bolsas de basura grandes y resistentes. Humedecer las macetas nos va a facilitar mucho taladrar la boca del horno.
  3. Mientras tanto, montamos la base del horno con los bloques de hormigón siguiendo la disposición del esquema del punto 1. Es recomendable hacerlo sobre una superficie completamente plana.
  4. Una vez colocados los bloques, coloca los ladrillos refractarios como se indica en el esquema.
  5. Saca una de las macetas del agua y haz un par de marcas de corte para la boca del horno usando una pala como referencia.  La boca deberá ser un poco más ancha que la pala.
  6. Vete taladrando agujeros formando la boca del horno. Tómate tu tiempo porque este paso requiere paciencia, especialmente si no has podido humedecer las macetas. Despacito y buena letra.
  7. Repite el paso con la otra maceta.
  8. Coloca la maceta pequeña sobre la base. Si usas aislante térmico, colócalo a su alrededor.
  9. Pon la maceta grande sobre la anterior.
  10. Prende fuego con un poco de madera fina y seca y vete añadiendo poco a poco. Cuando tengas un fuego vigoroso y constante, añade trozos de leña más grandes. Mantén vivo el fuego durante unos 20 minutos.
  11. Para hornear, separa las brasas a un lado y mete la masa. Este horno alcanza temperaturas altas pero no las mantiene. Es perfecto para pizzas, lahmacun, sfiya, naan y otros panes planos de cocción corta e intensa.

Recibe por correo las actualizaciones del blog

'22 Responses to “Cómo hacer un horno de leña low cost”'
  1. Susana Giménez dice:

    Una idea buenísima. Me ha encantado. La historia de la maceta de las hortensias me ha hecho reír un montón. Sólo que no he podido descargar el esquema de montaje. Me dice página no encontrada.

    Ah, y el vídeo con música de Johnny Cash, uno de mis favoritos.

    En fin. Me pondré manos a la obra. En casa no hay tiestos con hortensias pero iré a comprarlos al chino del polígono industrial. Los tiestos, digo, que las hortensias están plantadas en el jardín. También compraré el resto de los materiales en el polígono.

    Ya os contaré el resultado.

    Un saludo,

    Susana

  2. Ricardo dice:

    La idea es realmente genial. Sería más fácil cortar la boca del horno con una radial equipada con disco de corte para cerámica. Lo de mojar las macetas sigue igual.

  3. Rosa dice:

    Y ¿cómo se acabó la historia?
    ¿Se llevaron al chico al sanatorio?
    En algunos países de Sudamérica a la esquizofrenia la llaman “la enfermedad del pan”.

  4. Luca dice:

    Genial, tan simple que lo debo probar a hacer, a lo mejor con unas macetas aún más grandes y porque no poniendo algo de aislamiento fuera. El texto es muy divertido!

  5. Carmen Muguiro dice:

    Ha sido una buena manera de mantener la atenciòn. Muy divertida la historia y ¡muy bien escrita! Además de una gran idea. Enhorabuena.
    Una pregunta. Compré el curso de hacer pan y ahora no me acuerdo de cómo acceder a el. ¿Me lo podéis recordar?
    Gracias.

  6. jesus manuel dice:

    Hola he visto el video, ingenioso solo una pega con una radial y un disco de corte de diamante seguro que se tarda menos en realizar los cortes de las macetas y quedan mucho mas curioso.

    saludos.

  7. Joan dice:

    Pinta muy bien. Has medido que temperatura alcanza?

    • No, Joan, pero te puedo asegurar que es alta. Eso sí, para mantenerla hay que tener a mano leña para que haya siempre llama. Este horno es adecuado para cocciones fuertes y rápidas, tipo pizza, lahmacun o sfiya.

  8. Paco dice:

    Buenas por aquí

    No soy muy de comentar en blogs, pero me ha parecido muy interesante el artículo que habéis escrito. Seguid así.

    Saludos

Leave a Reply